LogoFaro500

Menu

Los Grupos de la oposición en Diputación lamentan que el Gobierno del PP rechace poner en marcha un plan de empleo Destacado

Los cuatro portavoces censuran que el presidente Loaiza obliga a compartir el tiempo de intervención y limita a 90 segundos la defensa de una iniciativa centrada en el principal problema de la provincia

Los Grupos Políticos de la oposición en la Diputación Provincial de Cádiz (PSOE, Foro Ciudadano, IU y PA) han lamentado que el Gobierno del PP haya rechazado la propuesta conjunta presentada al Pleno de hoy en demanda de un plan de empleo para la provincia, dotado con 8 millones de euros provenientes de fondos propios de la Institución que representa a la provincia que padece la tasa de paro más elevada de España. 

Los respectivos portavoces han acordado además el contenido de esta nota de prensa, en la que quieren mostrar la insensibilidad del presidente de la Diputación y del conjunto del Gobierno del PP, que han arrebatado a esta provincia la posibilidad de dotarse de un instrumento que dé respuesta a la situación por la que atraviesan los más de 244.000 desempleados y desempleadas contabilizados en la última entrega de la Encuesta de Población Activa.

Paralelamente, han coincidido en señalar la necesidad de que, por encima de competencias propias o impropias, la Diputación se implique decididamente en la solución del principal problema social de esta provincia, como máxima instancia institucional de la misma. De ahí que hayan anunciado su compromiso de continuar reclamando en sucesivos Plenos de la Corporación provincial la puesta en marcha de una herramienta dotada con fondos propios de la Diputación para favorecer la contratación de desempleados y desempleadas.

Los cuatro portavoces de los Grupos Políticos de la oposición han acordado denunciar el oportunismo del Gobierno provincial del PP, materializado en la presentación de una enmienda a la propuesta conjunta, en virtud de la cual se ha pretendido eludir la responsabilidad de la Diputación en torno a la situación de angustia que padecen miles de familias gaditanas y ante la cual los pequeños municipios precisan del auxilio de la institución encargada de ofrecerles amparo y asistencia.

Lejos de ello, el Partido Popular ha planteado que, después de tres años y medio de rechazos de la aplicación de un instrumento de estas características, los propios ayuntamientos deban asumir el 10% de la cuantía de un eventual plan de empleo, en el que la Diputación no aportaría siquiera un tercio de su presupuesto. Esta intención del Gobierno provincial ha sido calificada como absolutamente inaceptable y como fiel reflejo del desprecio que el actual equipo gestor de la Diputación dispensa a los pequeños municipios. 

Tras expresar sus dudas acerca del destino de los 86 millones de euros que el Gobierno de la Diputación argumenta que ha movilizado al amparo del Marco Estratégico de Desarrollo Económico de Cádiz 2012-2015 toda vez que la provincia cuenta hoy con 64.000 desempleados más que al inicio del mandato del PP, los portavoces han reiterado la necesidad de que la institución representativa de esta tierra se implique de manera directa con los municipios gaditanos en paliar la mayor amenaza para la calidad de vida de los gaditanos y de las gaditanas; y de que lo haga a través de una herramienta concreta que genere contrataciones de desempleados y que sea gestionada en colaboración con los propios ayuntamientos.

Los Grupos Políticos de PSOE, Foro Ciudadano, IU y PA han mostrado su decepción por el hecho de que el presidente de la Diputación no haya sido capaz de dar respuesta a esta situación ni de liderar la puesta en marcha de una herramienta que actúe contra el principal problema de la provincia, para lo cual contaba previamente con la mano tendida del conjunto de la oposición. Lejos de aprovechar ese ofrecimiento y de buscar el consenso en beneficio de la provincia en torno a un asunto tan sensible y de tanta trascendencia social, el presidente Loaiza y el Gobierno provincial han demostrado su desprecio a los pequeños municipios que significan la auténtica razón de ser de la Institución y su preferencia por centrarse en las grandes ciudades, exclusivamente en virtud de su propio interés electoralista. Un elevado número de alcaldes y alcaldesas de distintos municipios de la provincia presentes en el Salón de Plenos han sido hoy testigos de esa marginación, que ha venido siendo una constante a lo largo del mandato.

Igualmente, los portavoces han censurado la actitud del presidente de la Diputación durante el debate de la propuesta, así como su actitud cicatera a la hora de limitar las intervenciones de los distintos portavoces, reduciendo el turno inicial de palabra de cada uno de ellos a apenas 90 segundos cuando la iniciativa abordaba el principal problema social al que se enfrenta esta provincia. En consecuencia, la suma de tiempos de las dos intervenciones de cada portavoz se ha reducido a apenas cinco minutos, una circusntancia incomprensible cuando se trataba de abordar una auténtica lacra social; y cuando los Grupos de la oposición habían renunciado a cubrir el cupo de propuestas y habían decidido presentar una única iniciativa conjunta como forma de llamar la atención sobre la trascendencia de la misma.

Los cuatro portavoces han rechazado las palabras amenazantes y el dudoso talante democrático del propio presidente Loaiza, quien al cierre del debate ha advertido de que futuras propuestas conjuntas recibirán un tratamiento aún más restrictivo en la duración de las intervenciones de los Grupos Políticos proponentes. Y, finalmente, han incidido en que ninguno de ellos va a cejar en el empeño de que la Diputación, como principal institución representativa de la provincia, destine recursos económicos propios a afrontar y dar respuesta al problema social más grave que castiga a esta tierra, a los municipios y al conjunto de la sociedad gaditana.

Fuente: PSOE, IU, Foro Ciudadano, PA

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba