LogoFaro500

Menu

¿Podremos sobrevivir a 2015?

¿Podremos sobrevivir a 2015?

Hoy podríamos hablar de que en el PP ya le echan en cara a Rajoy la corrupción. O de que la “solución” propuesta por las empresas del IBEX35 para “parar” el irresistible ascenso de Podemos pasa por la sustitución de los líderes de los principales partidos por gente joven y ¿limpia?. O quizá de esa parte de la afición (y algunos jugadores) que piden el inmediato cese de Luis Enrique en el banquillo culé. Todas cuestiones interesantes, sin duda.

Pero hoy hablaremos de la economía y la gestión de tiempos. Todxs hemos oído hablar en alguna ocasión de “gestionar los tiempos” para referirnos a cómo y cuándo vamos a realizar nuestro próximo movimiento estratégico.

Presentación de los PGE 2015Al encontrarnos a final de año, la cuestión nuclear en el ámbito económico de una nación es cómo, cuánto y cuáles van a ser los Presupuestos Generales para el siguiente año. 2015 en nuestro caso. ¿O puede que 2008? Y esto lo digo por dos indicadores básicos que se han publicado la pasada semana: 1) La riqueza de las familias y, lo que es aún más importante y significativo, sus ingresos medios, se sitúan en niveles de 2007 y 2) El empleo no recuperará sus niveles de 2007 hasta… ¡¡2023!!.  Nos quedarían aún 9 años de penuria, en la mejor de las previsiones, para conseguir volver a estar en los niveles de hace 7. En resumen, 16 años tirados a la basura. Una generación perdida, nunca mejor dicho.

Con las críticas cifras de desempleo que estamos padeciendo, basta hacer un par de operaciones aritméticas muy básicas pasa darse cuenta de que para que los dos datos facilitados en el anterior párrafo cuadren,  sólo es necesario que los salarios reales hayan sufrido una bajada de alrededor del 40%. Tal como ha sido. De la negativa evolución de los “beneficios” de autónomos y Pymes ya, si eso, hablamos monográficamente otro día.

Tenemos el añadido de que “esto” que estamos pasando no es una crisis al uso, ni de ciclo corto ni de ciclo largo, no es algo que pasará y volveremos a estar “como antes” más tarde que pronto, quizá, pero sin más. Olvidémonos ya eso. El esquema de la mal denominada crisis será en forma de V, de W, de WW, de U o de L, la más incierta, ya que una vez hundidos en la depresión económica, en esta no se le ve “remonte” a corto plazo. (El ejemplo de Japón iniciado en los´90 es el más típico de estos casos. Y aún están en ello…). Pero la amplitud de los plazos y la profundidad del fondo  y sus efectos sobre todas las variables económicas, serán y ya lo están siendo, infinitamente más perniciosos y devastadores de lo conocido hasta ahora.

Hace escasas fechas, en un intento casi desesperado del Banco Central Europeo, por aumentar la demanda, se han fijado los tipos de interés en el 0,25% (Un mísero cuarto de punto). ¿Ustedes notan que esté llegando crédito a las PYMES y a las familias? Ya me parecía a mí que no era sólo yo……

También hemos oído hace escasas semanas del riesgo que se cernía sobre la economía española a causa de que Europa entrase en una tercera recesión ¿tercera?....¿cuándo hemos salido en España de la primera?

¿Cómo vamos siquiera a plantearnos salir de la primera cuando la Deuda total del Reino de España alcanza ya el 100% de su PIB y el próximo año, 2015, vencen los títulos de Deuda Pública que se colocaron en los años de primas de riesgos disparatadas? Este vencimiento es de 155.000 millones de euros, el mayor de la toda la historia del Tesoro Público, una auténtica bofetada a las arcas públicas. Y este pago forma parte de los Presupuestos, como es lógico.

Pero, sin embargo, los Presupuestos de 2015 son presentados por el Gobierno como “los de la reactivación económica y la creación de empleo”. Nada desdeñable como insulto a la inteligencia, ya que los de 2014 creo recordar que fueron presentados como “los de la recuperación económica”.

Obviaremos referirnos al primer debate ya realizado en el Congreso, en el que un taimado Montoro, utilizando las peores armas dialécticas a su alcance,  humilló y ridiculizó a un bisoño Pedro Sánchez, a cuyo lado Zapatero nos pareció, en el recuerdo, un estadista de talla internacional.

Como no hay que perder de vista que 2015 es año electoral, es aquí donde entra de lleno la “gestión de los tiempos” de quienes podrían optar, a día de hoy, a gobernar España. Y solo existen, en mi humilde parecer, dos opciones: una mayoría de Podemos (apoyada por grupúsculos de izquierda) o un gobierno PP-PSOE a lo “Grosse Koalition”, ya vista en Alemania.

El problema de fondo, de una gravedad extrema para la economía española y, por ende, para todos los españoles es que, salvo milagro salvador de unas elecciones generales anticipadas, estas se celebrarían en noviembre, junto dentro de un año, que puede convertirse en el año más largo de nuestras vidas.

Y ello porque la gestión de los tiempos de los líderes de ambas posibilidades de gobierno coinciden, en lo esencial, en apostarlo todo a la evolución económica.

Los unos porque creen que conseguirán vender una mercancía averiada antes de salir al mercado, tal es la recuperación económica y la creación de empleo. Los otros, porque en la táctica leninista del “cuanto peor, mejor”, esperan firmemente de que de aquí a un año la situación económica esté tan sumamente deteriorada que sólo tendrán que sentarse en las mesas electorales para ganar “de calle” lo que previamente habrían ganado “en la calle”.

Y mientras tanto, ya digo, nos espera el año más largo de nuestras vidas.

Porque lo único cierto es que “esto” (y aquí meto no solo la desesperada situación económica, sino también, y muy especialmente,  la galopante corrupción y el sistemático e impune saqueo de las arcas públicas, inherente al régimen con el que nos estafaron en 1978), muy lejos de lo que pudiese parecer, no se arregla con más Estado.

Por cierto, Isabel Pantoja ingresará en prisión. Menos da una piedra. Púnica.

Para saber más: Pincha en el siguiente enlace para acceder al Proyecto de los Presupuestos Generales del Estado de 2015.

José Manuel Arroyo Quero

Modificado por última vez enViernes, 07 Noviembre 2014 10:33
Más en esta categoría: « La reforma fiscal
Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba